Muy inesperadamente, en Ecuador recibimos una visita de la inspección del gobierno. Resultó que los leyes para la atención a la infancia de pronto habían cambiado. Los requisitos para el manejo de la guardería se habían hechos más estrictos y desafortunadamente, para Villa Ticca es muy difícil, sino imposíble, cumplir con las nuevas condiciones.

Gracias a algunos donadores muy especiales y a algunos voluntarios, hemos logrado cambiar la guardería en Quito de tal manera que ya está conforme los requisitos de la ley ecuatoriana. Hemos cambiado la disposición de la guardería, reconstruyendo algunas partes. Las puertas de Villa Ticca en Quito entonces ya se han vuelto a abrir. Pero lastimosamente, la situación en Peguche es otra historia. La inspección no está de acuerdo con la construcción de nuestra guardería en Peguche y según la nueva ley entonces no tenemos permiso para manejarlo allá. Realizar los cambios necesarios en Peguche, será un trabajo demasiado difícil y costoso. Por eso, con mucha pena, la guardería en Peguche se mantendrá cerrada. Lo más importante en este aspecto es que vamos a seguir apoyando a los niños en Peguche, por ejemplo proporcionándoles los materiales que necesitan para la escuela. Tambien los niños que tienen un padrino personal, seguirán recibiendo el mismo apoyo.

Nuestra maestra Adriana seguirá trabajando en Peguche, visitará a los niños y sus familias, y nos informará de sus situaciones. De esta manera podremos seguir cuidando a los niños en Peguche, aunque sea de otra manera. Obviamente esperamos poder cumplir con los requisitos del gobierno en el futuro, y tener la posibilidad de volver a abrir la guardería..!