streetLos niños de Villa Ticca son muy pobres. La mayoría de ellos vive en una situación difícil, como en una casa pequeña con su madre soltera, y muchas veces con algunos hermanos. Algunos niños viven con su abuela o vecina. Muchas de las madres de los niños son menores de edad. No tienen la oportunidad de estudiar o siquiera de trabajar, porque tienen que cuidar a sus hijos. Es caro llevarlos a una guardería. Muchas madres jóvenes viven con sus hijos en la calle, o en una casa pequeña o un sólo cuarto.

kinderen in oude stad liggendEn Ecuador es difícil encontrar un buen trabajo. Hay muchos trabajos con sueldos muy bajos, como de un dolar por hora. Muchos trabajos tienen un horario largo, de temprano en la mañana hasta muy tarde en la noche, y de seis o siete días a la semana. Hay algunos tipos de trabajo en cuáles es permitido llevar a los hijos al trabajo, pero ahí los niños tienen que sentarse quietos y callados en un rincón, sin molestar a nadie.

gezin in TenaLas madres que tienen un trabajo y llevan a sus hijos al lugar del empleo, así mismo siguen en una situación muy incómoda, porque sus hijos no tienen espacio para jugar y desarrollarse. Y las madres no pueden hacer nada para cambiar la situación, aunque obviamente cada madre quiere lo mejor para sus hijos. Para aliviar un poco las situaciónes de estas madres solteras, jóvenes y pobres, construímos a Villa Ticca. Los niños pueden pasar todo el día en la guardería, jugando con otros niños y teniendo una juventud felíz y sin preocupaciónes.

lunch kinderenMuchos de los niños, al ingresar a la guardería, resultan estar desnutridos. Es simplemente porque sus madres o familias no tienen dinero para darles buena comida. Otro problema son los parásitos de los intestinos. Tener parásitos o amebas es algo muy común en los países menos desarrollados cómo Ecuador. Algunos de los síntomos son una panza hinchada, diarrea, manchas en la piel, dolor de cabeza, cansansio y la resistencia baja. Cuando una persona tiene parásitos, no absorba los sustancias nutritívas de la comida, porque los parásitos se alimentan de ellos. Sólo después de eliminar los parásitos, por medio de un tratamiento médico, se recupera la salud. Muchos niños que entran a Villa Ticca tienen parásitos. Por eso les tratamos con la medicina adecuada, antes de ingresarlos. Tambien les damos de comer alimentos con muchas vitaminas y minerales, para que crezcan al óptimo, y se mejoran pronto. Ya después de algunos días se nota el progreso de la salud y la energía, y así el niño puede volvér a disfrutar de su vida y su estancia en la guardería.